“Lo que más voy a extrañar es el aula y los chicos”
“Lo que más voy a extrañar es el aula y los chicos”
PERFILES
Lo sostuvo Graciela Pirola, quien esta semana se jubiló después de desempeñarse por más de 3 décadas en el ámbito docente. A lo largo de su trayectoria, trabajó en diversas entidades educativas, tanto en nuestra localidad como en la zona rural. "Lo más importante que tiene el sistema educativo y lo más hermoso, son los alumnos", aseguró. 
Esta semana Graciela Pirola de Marquestaut, se jubiló después de  38 años de docencia. 
Graciela durante más de tres décadas se desempeñó en distintas escuelas de nuestro distrito, por ejemplo, fue directora de la Escuela N°12 del paraje "La Amalia", y vicedirectora de la Escuela N° 40, su última función.
Culminó una etapa especial en su vida y por eso, recibió una grata despedida sorpresa. Una caravana de vehículos, amigos, colegas y familiares se hicieron presente en calle Brown, donde se encuentra el mástil de la Unidad Académica, y esperaron la llegada de Graciela, que fue sorprendida por el gesto de los organizadores de la movida. Luego de izarse el pabellón nacional, recibió gratas muestras de cariño de todos los que se acercaron a saludarla. 
Todo se realizó de manera cuidada, respetando el protocolo sanitario por lo que no faltó el tapabocas en cada uno de los presentes. Graciela recibió flores y obsequios.
En Perfiles de este domingo, entrevistamos a Graciela para recordar sus inicios en la docencia, su experiencia en el ámbito rural y en el urbano, lo que le dejó esta profesión y lo que espera en esta nueva etapa de jubilada. 

¿Dónde naciste, en qué barrio te criaste?

-Nací en Coronel Pringles y me crié con mis padres en una chacra, mi papá tenía un tambo. Mi inicio fue en la zona rural cerca de Pringles, mis primeros años de escolaridad, hasta 4to grado los hice en la Escuela 30. Gracias a la directora de la escuela, que en ese momento era Olga Domínguez, había un proyecto que si a los cinco años y medio rendías un examen, podías entrar hasta el 30 de septiembre, por lo que entré a esa edad a la escuela. 
Hice los primeros años ahí y después me fui a la Escuela 6, porque para mis papás era más fácil llevarme hasta allí.  Después hice la secundaria en el Colegio Nacional, empezamos en el viejo, y el último año, tuve la oportunidad de ser egresada del hermoso edificio que tenemos ahora. 

¿Cómo surge la inquietud de estudiar para docente?

-Cuando tuve que decidir qué carrera elegir, pensé en un profesorado, pero no me quise ir de Pringles, y en ese momento el Instituto lo único que ofrecía era ser docente, así que probé. La verdad que empecé a estudiar, y cada vez me fue gustando más, y hoy pienso, menos mal que lo hice porque fue mi vocación. Recién me di cuenta cuando empecé a dar clases, ahí dije está bien lo que estoy haciendo.  Un 3 de junio 1983 me recibí de docente. 

¿Cómo fueron tus primeros pasos?
-A la semana de haberme recibido, fui a trabajar a la Escuela 13 de Reserva, en ese momento, las nuevas generalmente íbamos al campo, y la verdad que ganas de quedarme no tenía, así que había hecho un mapa viendo a qué escuelas podía ir, haciendo el viaje de ida y vuelta, no era la comunicación que tenemos hoy, así que decidí que iba a ir a las escuelas rurales más cercanas a Pringles. 
Me llamaron para ir a Reserva, trabajé una semana. Me tocó el 20 de junio, siempre cuento la anécdota, estaba recién recibida, los papás de la escuela me dijeron que en esa fecha se tomaba chocolate y se hacia un agasajo, y yo lo hice, después me dijeron que como era muerte de Belgrano no teníamos que tomar chocolate. 
Después trabajé en el Jardín 901, todo el año, porque en ese momento, las docentes de primaria podíamos incursionar en ese nivel porque no había jardineras. La verdad que fue una experiencia hermosa. 
Al segundo año me fui a Frapal, ahí ya fue más duro, porque había que viajar en colectivo, después volver a dedo, pero fue una experiencia hermosa, con las familias que conocí, me gustó la institución, quise volver en otra oportunidad y no pude, pero fue una escuela que me marcó bastante. 
Al otro año fui a trabajar a La Amalia, a la Escuela 12 y ahí trabajé durante dos años. Después me casé, quedé embazada de mi hijo y me vine a trabajar a Pringles para no viajar. Trabajé en las Escuelas 11, 7,2, 22, 1 y estuve muchísimos años en la Escuela 6, que después de haberme recibido como alumna me recibió como docente. 
Estuve en la Escuela 30 en doble cargo, en otras escuelas rurales, por ejemplo, La Paloma, en la Escuela 18, también en el Colegio Sagrado Corazón, y como final volví a la Escuela 12 en el 2003, y a la Escuela 40 en el año 2008, creo que pasé casi por todas las escuelas, me faltó la Escuela 3 y algunas del campo. 

¿Qué es lo que más te dejó esta experiencia que pudiste desarrollar como docente y directivo?

-Lo que más me gustó fue ser maestra, y lo que más voy a extrañar es el aula y los chicos. Si bien la experiencia como vice directora o como directora en algún momento que me tocó cubrir, fue linda, no tengo nada que arrepentirme en cuanto a eso, lo disfruté, pero es otra cosa. En algún momento pensé llegar a ser inspectora, después me di cuenta que, si yo llegaba a serlo, me perdía la oportunidad de estar con los chicos, cosa que siendo vice estaba en la escuela. 
Lo más importante que tiene el sistema educativo y lo más hermoso, son los alumnos. En todo lo demás, como en todo trabajo hay cosas lindas y otras no tanto. 

¿Te tocó trabajar en pandemia, cómo fue esa experiencia? 

-En pandemia no estaba trabajando, había pedido licencia por enfermedad antes del 20 de marzo, y ya no volví a trabajar. Creo que para mi hubiera sido muy difícil, porque lo de las computadoras, la tecnología, siempre me costó muchísimo. Sí me he adaptado a todos los cambios que ha tenido el sistema educativo, porque desde que empezamos hubo cambios, algunos para bien, otros no tanto según mi criterio. Esto de la tecnología es buenísimo, lamentablemente no tienen acceso todos los chicos, ojalá esta pandemia nos ayude a que en las instituciones se pueda trabajar más con la tecnología, pero que todos tengan acceso, no unos pocos. Sé por comentarios que el 2020 fue terrible, fue estar horas y horas hasta la noche, fue no tener vida, la verdad que fue muy difícil y los resultados no son los que se esperaban, por esta diferencia, porque hay chicos que si tienen los instrumentos y acompañamiento de la casa, pero hay quienes no tiene esa suerte. 
Este año siendo presencial y virtual, quizás se pueda llegar a paliar un poco todo el trabajo del año pasado, parecería que este año está más organizado. Los chicos tienen que ver que hay un horario para contestar, llamar al docente, pero uno también entiende, porque ha visto la otra contracara que tal vez la vi más de afuera, de familiares con chicos de primaria, secundaria, y no poder con su trabajo, y no tener el tiempo para estar y acompañar a los chicos en el zoom, para contestar todas las tareas y además no todos tenemos la paciencia que tiene un docente, y no todos tenemos la capacidad de enseñar. 
Hay mucha gente que es instruida, que dice que no puede con su hijo, que no le hace caso, ese es el trabajo diario del docente, que creo que la pandemia lo vino a reivindicar. Salvando esta desgracia que nos toca vivir, creo que todos han hecho lo mejor que han podido.

¿Qué es lo que viene ahora en tu vida?

-El hecho de que estuve con licencia, me quedé en casa encerrada, veremos qué proyectos puedo empezar, porque algo tengo que hacer, estoy demasiado quedada. Esta situación de pandemia no te deja mucho margen. Por el momento estoy acá, sé que tengo hacer algo, te dan esas ganas de salir, pero como tengo problemas de salud también me resguardo bastante. 
Me está costando esta etapa, pensé que la tenía clara, que quería la jubilación, pero cuando llegó la notificación fue muy movilizante. Me generó un sentimiento encontrado, por un lado, quería irme y por otro lado, quería seguir teniendo el contacto con los alumnos, con los docentes, con quienes compartí tantos momentos. 
 


Publicado por EL DIARIO. Más información sobre el autor y los contenidos en este link


Cotizaciones Online

Downtack
MonedaCOMPRAVENTA
Dólar 100.25 = 106.25 =
Euro 114.5 = 120.5 =
Real 17.25 = 19.25 =
Merval 86359.78 -1,091.49
Dólar Blue 196.5 = 200.5 =

03/12 - 23:12

Juegos

Downtack
Primera 04/12 1689
Matutina 04/12 9085
Vespertina 04/12 0031
Nocturna 04/12 2751
Primera 04/12 1619
Matutina 04/12 0934
Vespertina 04/12 5769
Nocturna 04/12 0939
Tradicional 1° 01/12
11 20 22 27 31 39
Tradicional 2° 01/12
3 5 25 33 41 43
Revancha 01/12
1 11 15 22 41 42
Siempre Sale 01/12
6 23 24 33 39 45
Premio Extra 01/12
1 3 5 11 15 20 22 25 27 31 33 39 41 42 43
Tradicional 04/12
5 6 14 24 25 33 9 7
Desquite 04/12
2 12 22 29 30 32 2 7
Sale o Sale 04/12
9 17 23 28 29 35 2 7 9
Provisto por downtack contenidos para diarios

Horoscopo Semanal

Downtack

Radio en vivo

Versión impresa

Ediciones Anteriores



Busqueda


Encuesta

Webmail de RELTID

Seminario de Ajedrez del Maestro Rodolfo Garbarino

video

Pringlenses por El Mundo

video

Entrevistas de Salud

video

Nuestros Comercios

video

Agradecimientos

video

Himnos

video