Hoy recordamos las Carreras de Regularidad
 Hoy recordamos las Carreras de Regularidad
CAMINO AL 138º ANIVERSARIO
Hoy rememoramos estas competencias familiares que se comenzaron a realizar a principios de la década del ´60 y se extendieron por espacio de 15 años. El desafío de la competencia pasaba por tener un buen dominio de las matemáticas.
La regularidad llega a Pringles como una actividad deportiva automovilística de velocidades controladas, que comenzó a desarrollarse aquí aproximadamente en el año 1962 y se extendió por espacio de unos 15 años.

El pionero en traer esta idea a Pringles fue Carlos Larceri, ya que había tenido oportunidad de ver en Bahía Blanca el desarrollo de carreras similares y pensó que sería interesante que en Pringles se practique la misma actividad.  Tuvo en sus inicios el perfil de deporte de beneficencia, a favor de   distintas instituciones de bien público como escuelas, hogar del niño, entre otras. Generalmente los premios que obtenían los competidores los donaban los comerciantes, y las recaudaciones que se lograban con los inscriptos, se destinaban a beneficiar a alguna institución que se elegía.
Las carreras solían hacerse los domingos, con una frecuencia de entre 15 o 20 días y se dividían en dos partes, a la mañana eran las competencias, y a la tardecita se hacían las entregas de premios a la vez que se daban a conocer las clasificaciones.

Las carreras de regularidad se hacían en la ruta, y aseguran los que saben, que era una actividad de matemática pura, de cálculos, ya que de eso dependía ganar o perder una competencia. Todos los competidores debían recorrer un trayecto de entre unos 70 y 100 km. a la misma velocidad, saliendo de la partida con un minuto de diferencia cada uno. Podía ocurrir que en el trayecto, que era por ruta, tenían que pasar un camión u otro vehículo que se cruzaba, y ahí perdían la regularidad, podían perder segundos y alejarse de lo que indicaba el tiempo ideal que habían propuesto los fiscalizadores. Si pasaban el tiempo ideal, les otorgaban  cero puntos, pero si el auto pasaba un segundo adelantado o un segundo atrasado, los puntos esos se sumaban en contra.  

Además en los trayectos se establecían referencias. Podía ocurrir que durante un lapso de 1 km. los competidores debían aumentar la velocidad a 60 km para después volver a la que tenían anteriormente. Entonces ese cambio de velocidades que debía hacer el regularista, podía ocasionar una demora de tiempo ideal o un adelantamiento a ese tiempo ideal, lo cual implicaba, en cualquiera de los dos casos, perder puntos.  Para controlar las milésimas de segundos, los regularistas iban acompañados por otra persona,  que además de acompañante hacía de cronometrista y controlaba segundo por segundo,  las demoras o viceversa para alcanzar el tiempo ideal.  Se precisaban relojes de precisión, en esa época no había y todo se regía por la hora oficial Argentina. Una hora antes de la carrera los cronometristas debían escuchar la radio  para ver cómo medían los relojes, para controlar todo, para que no hubiera diferencias, porque con un reloj que anduviera mal, podían perder o ganar una carrera. 

Y lo más emocionante era la ceremonia donde se daba a conocer la clasificación que se hacía por las noches, horas después de las carreras. La clasificación se hacía de atrás para adelante y nadie quería que lo nombraran primero, porque significaba que estaba entre los últimos puestos. El coche no tenía ninguna importancia, lo que sí por ahí incidía si un coche tenía mejor velocímetro que otro.   Pero estas carreras, más allá de ser un espacio de interacción social más que de competencia, eran también un espacio para la familia. Se dieron casos de excelentes regularistas que corrieron el abuelo con el nieto, y el nieto tenía entre 8 y 10 años. 

En un momento Coronel Pringles tuvo entre 30 y 40 competidores permanentes, con parejas que generalmente no variaban.  Hubo incluso pringlenses que compitieron fuera de Pringles y que tuvieron muy buena actuación, eran muy buenos regularistas.

Había aproximadamente 10 parejas que estaban siempre entre los primeros puestos. Entre ellos   Omar Torres, que corría con Pérez, Ángel y Carlos  Larceri, José Llanos. 
Entre los organizadores se encontraban   Domingo Boca, un tal González que trabajaba en la concesionaria Ford, Waldesi de Divisorio, entre otros. 

Las carreras de regularidad y el entusiasmo que generaban desembocaron en que a mediados de la década del ´60 a través del concesionario Lagleyze Hnos. se organizara una vez al año unas carreras que eran  una suerte de Gran Premio. Allí llegaban a juntarse hasta 100 Falcon que incluso venían de la zona para correr en el trayecto de Pringles a Suárez. 




Más tarde las carreras de regularidad se dejaron de hacer debido a que hubo otras actividades automovilísticas que las habían suplantado, a la vez que cada vez el mercado de los autos innovaba en modelos. Luego de las carreras de regularidad vino el furor de los rally regularizados por caminos de tierra que incluía pequeños trayectos con caminos de velocidad libre, para luego retomar trayectos regularizados.  

Esa actividad llegó a Pringles a través de Abel Uriarte y de Pepe Llanos, que fueron los primeros. Se fue haciendo cada vez más popular y en Pringles prendió mucho, entonces muchos de lo que se dedicaban  a las carreras de regularidad,  se empezaron a volcar a otras categorías que eran más atrapantes. Pero también  es cierto que uno de los problemas que empezó a tomar la regularidad era que los velocímetros de los coches eran más exactos que los relojes, entonces para controlar una carrera siempre había alguna diferencia. Esa actividad duró así 15 años,  pero después los regularistas que quedaban,  ya empezaron a correr con velocímetros especiales que eran costosos, difíciles de mantener y  ahí la actividad dejó de ser la fiesta de las familias. 






Publicado por EL DIARIO. Más información sobre el autor y los contenidos en este link


Cotizaciones Online

Downtack
MonedaCOMPRAVENTA
Dólar 100.25 = 106.25 =
Euro 114.5 = 120.5 =
Real 17.25 = 19.25 =
Merval 86359.78 -1,091.49
Dólar Blue 196.5 = 200.5 =

03/12 - 23:12

Juegos

Downtack
Primera 04/12 1689
Matutina 04/12 9085
Vespertina 04/12 0031
Nocturna 04/12 2751
Primera 04/12 1619
Matutina 04/12 0934
Vespertina 04/12 5769
Nocturna 04/12 0939
Tradicional 1° 01/12
11 20 22 27 31 39
Tradicional 2° 01/12
3 5 25 33 41 43
Revancha 01/12
1 11 15 22 41 42
Siempre Sale 01/12
6 23 24 33 39 45
Premio Extra 01/12
1 3 5 11 15 20 22 25 27 31 33 39 41 42 43
Tradicional 04/12
5 6 14 24 25 33 9 7
Desquite 04/12
2 12 22 29 30 32 2 7
Sale o Sale 04/12
9 17 23 28 29 35 2 7 9
Provisto por downtack contenidos para diarios

Horoscopo Semanal

Downtack

Radio en vivo

Versión impresa

Ediciones Anteriores



Busqueda


Encuesta

Webmail de RELTID

Seminario de Ajedrez del Maestro Rodolfo Garbarino

video

Pringlenses por El Mundo

video

Entrevistas de Salud

video

Nuestros Comercios

video

Agradecimientos

video

Himnos

video